Saludables

En general, una persona que siga una dieta equilibrada con abundancia de verduras y pescado no
tiene por qué sufrir ninguna carencia de vitaminas ni necesitar ningún tipo de complemento. Es
bastante frecuente leer la composición de alguno de estos complementos, comprobar la cantidad de
determinada vitamina que hay y darse cuenta de que resulta que es más barato comerse un kiwi o una
naranja que la cantidad de vitamina que nos están vendiendo a precio de oro.
En el Libro Blanco de la Nutrición en España solo se señala que a nivel de oligoelementos la
dieta normal del español medio únicamente puede tener carencias en zinc y ácido fólico, y de
vitamina D en mayores de cincuenta años. También es frecuente que ciertas mujeres puedan tener
niveles bajos de hierro después de la menstruación.9 Si en la dieta normal estás ingiriendo esas
vitaminas de sobra, quizá no te haga falta tomar ningún tipo de suplemento, y si te lo tomas lo
orinarás, que es la vía más frecuente que tiene nuestro cuerpo para eliminar moléculas sobrantes. No
obstante, aquí entramos en el brumoso mundo de los suplementos, donde la legislación es bastante
laxa y las diferentes empresas apuran al máximo. Actualmente encontramos en el mercado diferentes
complejos vitamínicos que alegan que mejoran la actividad cognitiva y la memoria, que otorgan
«energía» y otras muchas virtudes… Pero en la mayoría de los casos estas afirmaciones no tienen
ninguna evidencia científica que las respalde. Las vitaminas, o algunos otros nutrientes, como la
fosfatidilserina o la taurina, no aumentan nuestra actividad intelectual, ni nos harán recuperarnos
antes de la fatiga, por mucho que nos lo anuncien por la radio o haya una estantería con un letrero
bien grande en la farmacia.
No solo necesitamos vitaminas. Nuestras proteínas se forman a partir de aminoácidos, y no
tenemos la capacidad de sintetizar todos ellos. Al menos nueve los tenemos que ingerir en la dieta.
Estos aminoácidos son la histidina, la isoleucina, la leucina, la lisina, la metionina, la cisteína, la
fenilalanina, la tirosina, la treonina, el triptófano y la valina. Algunos tienen truco: si tu dieta no
incluye metionina o fenilalanina, pero incluye cisteína y tirosina, puedes sintetizarlos a partir de
estos. En principio, estos aminoácidos son bastante frecuentes, pero, ojo, los cereales son pobres en
lisina y las legumbres en metionina. En una dieta completa, principalmente si es vegetariana, deben
alternarse estos dos tipos de verduras. Si la dieta incluye carne, pescado, o es vegetariana pero
incluye leche o huevos, no hay problemas en ingerir estos aminoácidos esenciales.
También hay grasas esenciales. Los ácidos grasos son cadenas largas de carbono con un grupo
ácido (más oxidado) en un extremo. Si todos los carbonos están unidos a átomos de hidrógeno
decimos que son ácidos grasos saturados. Una grasa rica en ácidos grasos saturados será sólida a
temperatura ambiente, como la manteca de cerdo, la mantequilla o la margarina. En otros casos, los
carbonos que forman la cadena larga de los ácidos grasos pueden estar enlazados entre sí de forma
doble. Estos dobles enlaces se llaman insaturaciones porque cada uno de estos enlaces supone que en
la molécula hay dos hidrógenos menos (está menos saturada de hidrógeno). Además, las
insaturaciones hacen que la cadena de carbonos cambie su forma y se curve. Esta curva cambia la
fluidez, por eso la mayoría de aceites vegetales que son ricos en insaturaciones son líquidos a
temperatura ambiente. Según la orientación del doble enlace respecto a la cadena de carbonos, el
ácido graso puede ser «cis» o «trans».
En la naturaleza básicamente existen los «cis» (existen ácidos grasos «trans» de forma natural en
la carne de algunos animales, pero son infrecuentes). Los ácidos grasos omega 3 (con una
insaturación a tres carbonos del último de la cadena), como el ácido linolénico, y omega 6 (la
insaturación a seis carbonos del final), como el ácido linoleico, son esenciales y deben estar
presentes en la dieta. Son abundantes en los frutos secos, el pescado azul y en los aceites de oliva o
girasol. Esto tiene importancia también en la nutrición del ganado, porque la carne de animales
alimentados con una dieta abundante en estos ácidos grasos mejorará las cualidades nutricionales e
incluso el sabor. Por eso la carne de cerdo alimentado con bellotas o de gallinas alimentadas con
harinas de pescado está más sabrosa, puesto que se consigue aumentar la proporción de estos ácidos
grasos. Hace tiempo a los bioquímicos les llamó la atención el hecho de que los esquimales tuvieran
una dieta rica en grasas y que los infartos fueran muy bajos. Este hecho se asoció al consumo de
grasas y aceites de pescado ricos en omega 3 y 6, aunque la influencia de estos ácidos grasos en
prevenir las enfermedades cardiovasculares todavía está en estudio.10 Por otra parte, ahora mismo
hay mucha fobia con las llamadas grasas trans. Estas grasas se forman cuando se hidrogenan aceites
poliinsaturados. Por ejemplo, si se tratan con hidrógeno un aceite vegetal o un aceite de pescado se
eliminan las insaturaciones, pero se pueden formar otras con diferente estructura, las grasas trans.
Estas grasas se suelen utilizar en bollería industrial para dar textura y no son muy recomendables
porque aumentan el riesgo de accidente cardiovascular. No nos va a pasar nada por comernos un día
algo que las contenga, pero no conviene abusar habiendo alternativas más saludables.

Vitaminas

Uno de los más recientes es el caso de la alemana Teresa Neumann, que desde los
veinticinco años hasta su muerte, en 1962, afirmó haber ingerido solo la eucaristía, aunque en las
fotos se la ve bastante rolliza. Estas afirmaciones no son patrimonio exclusivo del catolicismo. En la
tradición hindú existen santones que afirman ser capaces de desarrollar técnicas de meditación
gracias a las cuales pueden dejar de ingerir alimentos. Solo por citar uno de los numerosos casos, el
santón indio Prahlad Jahni asegura que lleva setenta y cuatro años sin comer. El Ministerio de
Defensa de ese país le sometió a una investigación para ver si su técnica podía servir para los
soldados y de este modo ahorrar víveres. Aseguran que superó una prueba en condiciones de control,
pero nadie ha visto esos logros publicados y, a pesar de esos anunciados buenos resultados y la
técnica del santón, los kits de supervivencia del ejército indio siguen incluyendo comida.5
Fuera del entorno religioso también abundan las creencias extravagantes. En 2010 se estrenó un
documental titulado Vivir de la luz, basado en una creencia absurda llamada respiracionismo, según
la cual podemos alimentarnos solo con la luz, sin comer ni beber. Una de las principales líderes de
este movimiento es Ellen Greve, conocida en el mundillo New Age como Jasmuheen. Esta iluminada
(nunca mejor dicho, puesto que afirma que se alimenta de luz y de aire) asegura que eliminó su
necesidad de comer y beber en 1993. Al ser invitada por un programa de televisión para comprobar
si era verdad, en condiciones controladas solo fue capaz de estar dos días sin comer ni beber, después
de los cuales tuvo que interrumpir el experimento por mostrar una evidente deshidratación. La gurú
achacó el fracaso a que el aire estaba contaminado y no tenía la pureza necesaria para servir de
alimento, y siguió con sus libros y conferencias. En otra entrevista también afirmó, con todo la
tranquilidad del mundo, que de vez en cuando ingiere alimentos, pero no por necesidad sino como
hobby. El problema de estas cosas es que la gente se las acaba creyendo y tienen consecuencias
fatales, pero los responsables de propagar estas ideas estrambóticas siempre salen indemnes.
La escocesa Verity Lynn falleció mientras practicaba una limpieza espiritual según ese método,
al que se le atribuyen otras tres muertes. Jasmuheen alega que no lo siguen de forma correcta y así
evita toda responsabilidad.6 Todavía no conocemos a nadie que lo haya seguido de forma correcta en
condiciones controladas y pueda vivir sin comer ni beber, como afirma dicha gurú. En el campo de la
medicina alternativa, o pseudomedicina, parece que haya una competición por ver quién dice la
tontería más grande. Ahora ha aparecido un tal doctor Solís que afirma que el cuerpo humano es
capaz de hacer la fotosíntesis y se dedica a vender pastillas que curan todos los males.7 Una falsedad.
A veces conviene recordar lo más básico y evidente: es absolutamente imposible vivir sin comer ni
beber o ingerir nutrientes y líquidos por alguna vía. Además, estas creencias caen por su propia
absurdidad. Asumamos que fuese cierto, que fuera posible mediante meditación, luz del sol, aire,
fotosíntesis o píldoras mágicas vivir sin comer. Millones de personas en el mundo pasan hambre…
Acabar con esa necesidad terminaría con tan terrible problema. Cómo puede ser que algo que podría
salvar la vida de millones de personas solo lo sepan una señora que da conferencias, un tipo que
vende pastillas y dos o tres santones. Lo dicho, más falso que un billete de tres euros.
NUTRIENTES ESENCIALES, EN ESENCIA NUTRIENTES
Tenemos un metabolismo fetén, que funciona muy bien y que permite sintetizar nuestras propias
moléculas a partir de la comida que ingerimos. No obstante, nuestro metabolismo tiene fallos, y hay
ciertas moléculas que no podemos sintetizar, lo que implica que las tenemos que ingerir en la dieta y
asimilarlas para que puedan ser utilizadas. Las más conocidas son las vitaminas, moléculas que tienen
varias funciones y cuya carencia provoca diferentes enfermedades. Hoy en día circulan muchos mitos
sobre las vitaminas, y las farmacias se hinchan a vender complejos multivitamínicos y suplementos
dietéticos. Cien millones de estadounidenses consumen alguno de estos suplementos y gastan unos
veinticinco mil millones de dólares al año. ¿Supone eso alguna mejora en su salud?
Si bien es importante tener el nivel necesario de cada vitamina, un exceso de ellas no supone
ningún beneficio. Incluso en algunos casos puede llegar a ser problemático. Por ejemplo, un exceso
de vitamina C no previene el envejecimiento, ni ayuda a combatir la gripe ni los resfriados. La
mayoría de los mitos relacionados con la vitamina C tienen su origen en Linus Pauling, una de las
pocas personas que tienen dos premios Nobel, uno de Química y otro de la Paz, y que sin embargo
metió la pata difundiendo una serie de afirmaciones sobre los beneficios del consumo excesivo de
vitamina C que han resultado ser falsas. La vitamina C es eficaz contra la falta de vitamina C, es decir,
supone un remedio eficiente contra el escorbuto, pero el exceso no tiene ningún beneficio en
particular. Dado que estos suplementos son tan populares, se han podido realizar estudios de
seguimiento de la salud de estos consumidores. Los estudios hechos a partir de los datos recogidos
por unos ochenta y tres mil médicos indican que no hay ninguna mejora en la salud cardiovascular
entre los que toman más vitaminas y los que no. Otro estudio británico estuvo suplementando a veinte
mil adultos con vitamina C, E y A durante cinco años, y tampoco constató ninguna mejora en la salud
cardiovascular ni se ha probado que protejan de los depósitos de colesterol en las arterias. Lo más
curioso es que, comparando todos los análisis, se constató que la tasa de muertes prematuras era
sensiblemente mayor entre los que tomaban suplementos de vitaminas, aunque es muy aventurado
afirmar que la culpa sea de estas vitaminas y que no estén influyendo otros factores.
Otros estudios tampoco han observado que tomar suplementos de vitaminas proteja frente al
cáncer, incluso han apreciado que la gente que toma más de un complejo multivitamínico aumenta la
probabilidad (ligeramente, tampoco hay que asustarse) de sufrir cáncer de vejiga. A veces el efecto
puede ser incluso perjudicial; por ejemplo, en mujeres menopáusicas los suplementos de vitamina A
aumentan el riesgo de fracturas. Conviene considerar las circunstancias en las que tomar suplementos
de vitaminas está justificado: durante el embarazo es importante no bajar de los niveles mínimos de
vitamina E o vitamina B9, puesto que evita problemas en la salud del feto, como la espina bífida,
aunque tampoco hay que olvidar la importancia de consumir alimentos que contengan estas
vitaminas.

Wayne Rooney

El máximo goleador del Manchester United, Wayne Rooney, firmó un contrato de dos años con su club de la infancia Everton, el club de fútbol basado en Merseyside anunciado hoy.

 

Archivo foto de Wayne Rooney, 2016.

Rooney se unió a Everton cuando tenía nueve años de edad, e hizo su debut profesional en 2002 cuando tenía dieciséis años. Anotó diecisiete goles con Everton en 77 apariciones antes de que se trasladara al Old Trafford en 2004. El anotador récord con United y con el equipo de fútbol inglés anotó 253 goles en 559 partidos en la camiseta de Estados Unidos. Ha ganado cinco títulos de la Premier League, tres Copas de la Liga de Fútbol Inglés, una UEFA Champions League, una Copa Mundial de Clubes de la FIFA y una Copa FA. También recogió la medalla de los ganadores después de que el Manchester United ganara la Liga Europa en mayo. Rooney fue utilizado como un sustituto tardío en la final de la Liga de Europa contra el club de fútbol de la capital holandesa Ajax.

Rooney llevaba la camiseta de Manchester por trece temporadas y fue el máximo goleador del club de la temporada en cinco ocasiones. Después de la llegada de José Mourinho, la temporada pasada, y el manager de United, Rooney hizo sólo 25 apariciones, comenzando sólo con quince; anotando ocho goles en total. Este fue su menor número de apariciones y goles marcados en una sola temporada.

Después de escribir un término de dos años, Rooney dijo: “No voy a volver porque es el equipo al que apoyo, el equipo para el que crecí jugando, voy a volver porque siento que el club puede seguir adelante y tener éxito” “. Anteriormente, el Manchester United anunció la firma de un acuerdo para el delantero belga Romelu Lukaku con Everton.

El manager de Everton, Ronald Koeman, dijo: “Wayne me ha mostrado la ambición que necesitamos y esa mentalidad ganadora, sabe cómo ganar títulos y estoy muy contento de que haya decidido volver a casa”. Ama Everton y estaba desesperado para volver, todavía tiene 31 años y no tengo dudas sobre sus cualidades, es fantástico que esté aquí “.

Universidad de Cambridge

El miércoles, los astrónomos de la Universidad de Cambridge en Inglaterra anunciaron el descubrimiento de una estrella enana, conocida como EBLM J0555-57Ab, que es ligeramente más grande que Saturno y más pequeña que Júpiter. Se encontró utilizando datos de una serie de telescopios automatizados llamados Wide Angle Search for Planets (WASP). El estudio fue publicado en la revista Astronomy & Astrophysics.

La estrella pertenece a la galaxia de la Vía Láctea y está aproximadamente a 600 años luz de distancia de la Tierra. Su radio medio es aproximadamente el 80 por ciento del tamaño del planeta más grande del Sistema Solar, Júpiter, pero a pesar de su pequeño tamaño es muy denso. Su masa es casi 85 ± 4 veces el gigante gaseoso, según el estudio. La atracción gravitacional de la superficie de la estrella es aproximadamente once veces más fuerte que la del Sol, 300 veces la fuerza por la cual la Tierra atrae la materia. Es parte de un sistema binario de estrellas, lo que significa que se mueve alrededor de la galaxia con otra estrella, ambas orbitando alrededor del mismo punto central. Sin embargo, se mantiene tan cerca de su estrella compañera, que tarda unos 7,8 días en orbitar alrededor del centro compartido del par. La distancia entre las dos estrellas es menor que entre Mercurio y el Sol y alrededor del ocho por ciento de una unidad astronómica, en marcado contraste con las 100-1000 unidades astronómicas que típicamente separan dos estrellas en dicho sistema.

Fue descubierto por el método llamado “tránsito astronómico”. Este método se utiliza para descubrir planetas o satélites, y los astrónomos inicialmente pensaron que era simplemente un exoplaneta. Durante la revolución de un planeta, cuando cruza su estrella madre, hay una inmersión en el brillo de la luz procedente de la estrella madre. El compañero de este enano es el tamaño del Sol, y es más brillante que el enano, haciendo el descubrimiento más difícil. “De hecho, hasta que medimos la masa parecía un planeta en tránsito”, dijo Amaury Triaud, coautor del artículo, a Popular Mechanics. Con un brillo de 2000 a 3000 veces más débil que el Sol, era la masa que indicaba que en realidad era una estrella débil.

Según el autor principal del estudio, Alexander von Boetticher, su “descubrimiento revela cómo las estrellas pequeñas pueden ser.” Añadió: “Si esta estrella se hubiera formado con una masa ligeramente inferior, la reacción de fusión del hidrógeno en su núcleo no podría sostenerse, y la estrella se habría transformado en una enana marrón”. Una enana marrón convierte el hidrógeno en deuterio, un isótopo de hidrógeno, en lugar de helio, que es el resultado habitual de tal proceso de la mayoría de las estrellas incluyendo el Sol.

La temperatura de la diminuta estrella es menor que la mayoría de los exoplanetas gigantes de gas conocidos. “Esa estrella probablemente representa el reactor de fusión natural más pequeño que sabemos de […] Estamos tratando de replicar la fusión en la Tierra en laboratorios, pero eso es básicamente tan pequeño como lo hace en la naturaleza”, dijo Triaud a CBC News. El tamaño de la estrella hace que sea difícil de estudiar, pero el brillo de su estrella compañera también lo hace más difícil. “Es como tratar de mirar una vela al lado de un faro”, dijo Triaud.